lunes, 11 de febrero de 2019

El Carnaval de Cádiz abre la puerta a los artesanos pacenses


Por primera vez, Badajoz ha llegado al templo del Carnaval de Cádiz, el teatro Falla, y lo ha hecho de la mano de un grupo de artesanos que han realizado el disfraz y la escenografía completa de tres agrupaciones para su concurso oficial.

Ellos son 'Crearnaval' o lo que es lo mismo murgueros de Los Murallitas y Ese es el Espíritu, con años de disfraces, escenarios y coplas a sus espaldas, que se han propuesto vivir de lo que más les gusta, el Carnaval.



Para su carta de presentación han elegido Cádiz, por ser el escaparate con mayor proyección para su trabajo. No se han equivocado, el Falla les ha abierto las puertas de par en par con un rosario de elogios. De su buen hacer da prueba un hecho: ya tienen clientes para el Carnaval de 2020.

«Trabajar para el Carnaval es un sueño cumplido porque se une pasión y profesión», reconoce Fede Burgos, licenciado en Bellas Artes y al frente de la dirección artística.

Contaban con un buen currículum para empezar: las dos carreras carnavaleras de dos murgas veteranas de Badajoz, con experiencia en comerse y guisarse sus propios disfraces y escenarios y con cultura de la fiesta, de la de aquí y la gaditana.

Esta experiencia les ha ayudado a meter cabeza en Cádiz. «Allí consideran que tenemos unos buenos artesanos porque han visto nuestros trabajos en las murgas».

Además, han contado con el asesoramiento de artistas locales como la diseñadora María Engo, Dulce Locura o la maquilladora Belén Mendo.

La andadura de este proyecto empezó el pasado verano. Luis Rodríguez, alma mater de 'Crearnaval' es también el director de 'Aulas de Carnaval', el proyecto municipal con el que se está formando a la cantera de las murgas en Badajoz. De su contacto con las agrupaciones infantiles y juveniles de Cádiz surgió la oportunidad de hacer la confección del disfraz y la escenografía de la chirigota de Pepe Fierro y Manuel Sánchez Alba 'Noly', dos autores de renombre del COAC (el concurso de coplas del Falla).

Recogieron el guante y se pusieron manos a la obra, a sabiendas de que miles de ojos juzgarían su trabajo. Con esa presión han trabajado los últimos seis meses en el tipo y la escenografía de tres agrupaciones completas. La chirigota antes citada ('Los fantasmíbiris mamarrachíbiris del templo de las coplíbiris'), la comparsa juvenil 'El indeciso' y la chirigota 'Qué cruz de guía' de Diego Letrán.

Además, han ayudado a otros grupos en el bocetaje, la realización de accesorios o en la composición del traje. Así ha sido con el coro de Mérida (en el que participa su alcalde, Antonio Rodríguez Osuna) que compite en el concurso gaditano este año como 'El protestante', a los que han ayudado a componer el traje y la estructura de las bateas.

Han tenido incluso que rechazar trabajos para pisar seguro en su debú carnavalero. «Queríamos hacer un primer buen año y a partir de ahí abrirnos a otros carnavales, el primero al de Badajoz», explica Luis Rodríguez.

El trabajo de mayor envergadura ha sido para la agrupación de Fierro y Noly, para las que han diseñado y confeccionado un disfraz de fantasmas muy caletero, repleto de guiños al Carnaval de Cádiz y un espectacular escenario hecho en hierro fundido de cuatro metros de altura, en el que reproducen el propio teatro Falla. Su trabajo se estrenó el pasado viernes y dejó boquiabierto a la afición.

«Ha sido un trabajo muy concienzudo. Nosotros formamos parte del proceso creativo e intentamos que tanto el tipo como cada accesorio tenga un por qué, lo mismo que hemos hecho aquí toda la vida con nuestras murgas pero ahora en el plano profesional», reconoce Rodríguez.

Han pintado, cosido y han tirado de ingenio a la hora de elegir los materiales, a los que han dado forma uno por uno a mano desde una caseta del recinto ferial. «Nos hemos arriesgado en todos los sentidos, tanto en las dimensiones del proyecto como ajustando los números de la empresa», dice Burgos. Vista la acogida en Cádiz, les ha merecido la pena.

hoy

0 coment�rios: