Entrada destacada

El Ayuntamiento da marcha atrás y suspende los autobuses lanzadera

Autobuses aparcados en la carretera industrial en unos carnavales anteriores.Era la crónica de una muerte anunciada. La chapuza en que se había convertido el proceso ha llevado al Ayuntamiento de Cádiz a suspender para este año el sistema de los autobuses lanzadera para transportar hasta la capital gaditana a los clientes de los servicios discrecionales el domingo de Carnaval. Cabe recordar que la idea del Ayuntamiento era la de prohibir el acceso a la ciudad de los autobuses discrecionales, de manera que iba a tener que dirigirse hacia el muelle de La Cabezuela para descargar allí a sus clientes y que estos se montaran en las lanzaderas para acceder al centro, previo pago de cinco euros. El servicio lo iba a prestar la empresa Francisco Toro Funes S.L.


El Ayuntamiento argumenta problemas técnicos para haber desechado la idea este año, aunque más bien hay que enmarcarlos en problemas legales y administrativos, ya que esta empresa iba a realizar el servicio sin que se hubiera producido concurso público alguno de libre concurrencia para todas las demás.

El Ayuntamiento empezó a montar este dispositivo hace más de un año tras escuchar los argumentos del superintendente de la Policía Local, Juan Manuel Padilla, para cumplir dos objetivos, según apunta el propio equipo de gobierno: "por un lado establecer un modelo de seguridad mucho más compatible con la llegada masiva de personas a la ciudad en estas fiestas, y a la vez conseguir una mayor comodidad para los vecinos así como para esas personas foráneas".

Para ello se empezó a contactar con la Autoridad Portuaria con el objetivo de conocer si podrían tener disponibilidad de los terrenos y en el mes de octubre se llegó a pedir formalmente.




El expediente se envió por primera vez a Contratación y después a la Secretaría General del Ayuntamiento, donde se plantea una serie de discrepancias entre las dos áreas sobre la forma jurídica de ejecutar este servicio. El gobierno local explicó que esta discrepancia no se pudo superar finalmente y, por ello, se decide posponer finalmente. Antes de todo esto se sondeó a varias empresas de transporte de la Bahía de Cádiz para que hiciera el servicio y, finalmente, la empresa Francisco Toro Funes S.L., es la única que se ofreció a hacerlo.

El mismo Ayuntamiento explicó por la tarde en un comunicado de prensa que nunca se ha producido ninguna licitación ni adjudicación a empresa alguna para este sistema de transporte por parte del Consistorio. Hablan de que sólo se ha tanteado el asunto con varias empresas para agilizar el proceso, "pero no se le ha concedido el servicio a empresa alguna, ya que ni siquiera se había sacado un pliego".




Sin embargo, las empresas de autocares discrecionales sí que habían recibido escritos por parte del Ayuntamiento en la que se les comunicaba el plan de tráfico ideado para este año, documentos a los que ha tenido acceso este periódico. En el mismo, que llevaba el membrete del Ayuntamiento de Cádiz y la Jefatura de la Policía Local, se decía literalmente: "Deberá usted ponerse en contacto con la empresa responsable del aparcamiento y las lanzaderas para realizar el pago por adelantado que le dará derecho a estacionar su autobús y a que todos sus pasajeros puedan utilizar sus lanzaderas". Y añadía que lo podía hacer mediante un correo electrónico o un número de teléfono que se detallan en el escrito y que pertenecen a la empresa Francisco Toro Funes S.L.

A estas dos páginas le acompañaba una tercera que era ya de la propia empresa que iba a hacer el servicio de las lanzaderas donde se daban las instrucciones concretas para poder disfrutar de este servicio y donde incluso se daban los datos bancarios de la misma.

Para este año el equipo de gobierno ha anunciado que se van a reforzar las medidas de seguridad con el objetivo de "hacer compatible el divertimento con el bienestar de la ciudadanía y el orden en estos carnavales". Así afirma que toda la plantilla de la Policía Local está trabajando en el nuevo dispositivo en el que los autobuses que lleguen se van a dispersar por diversos puntos de la ciudad, como la Carretera Industrial, el colegio San Felipe Neri o la Zona Franca entre otros "para evitar que todos estacionen en el mismo lugar y haya colapso".

Eso sí anuncian que el sistema de las lanzaderas "es irrenunciable" por lo que se retomará el próximo año. Para ello afirman que ya se va a trabajar "para que le dé tiempo a Secretaría y Contratación a ejecutarla". Así, añaden que "la posponemos para que en un año se pongan de acuerdo en el método más adecuado que conforme a ambas partes".

http://www.diariodecadiz.es/cadiz/Ayuntamiento-renuncia-autobuses-lanzaderas-Carnaval_0_1213679264.html